La Noche de las Facas Lungas


Más gorras que en el festival mundial de teatro callejero

Volvimos medio de keruza para contar una historia dentro de lo más rastrero de la historia de la gorra mundial: La Noche de las Facas Lungas o la Operación Colibrí fue una serie de boleteos políticos por culpa del embroyero de Adolf “el Bigote” Hitler que nombrado como Poronga (Canciller) por Von Hindenburg en 1933 se anduvo aguileando y cueteando a las bandas (partidos rivales). Del otro lado, se encontraba un alto colino (léase en vocabulario de homo erectus: loco) ni más ni menos que las S.A. de Eric “Auto Rojo” Rohm que era tremendo sobapete o coche / auto como se les dice en Batán.

Las S.A. lejos del capitalismo careta en que se convirtieron (?) era una banda paramilitar de las más pesadas de las tierras teutonas, que le gustaba el bondi callejero y se plantaba de manos contra cualquiera sin caberle ninguna, no le respondían ni a la yuta (Reischweir, una fuerza militar oficial) ni al mulo ese del Bigote. Autito Rojo había sido el más capito de los Freikorps, que eran una banda nacionalistas que no transaban con la gorra y se pasaban el Tratado de Versalles por el ocote. Varias veces le batieron bajá cancha (invitación a pelear) a la República de Weimar porque ellos nunca hacen amistades ni nunca las van a hacer, amistad hace el Bigote que viene con las SD. Primero los S.A., también conocidos como los Nilton Pardal o Camisas Pardas, se plantaban y corrían a la Banda de la Plusvalía (los comunistas) pero una vez que los rastreros de la Banda de la Plusvalía se rescató ante los ataques de Bigote, los Nilton Pardal se pegaron un embole terrible y andaban carpeteando que trapos se podían llegar a chetear y bandas que podían correr porque eran altos gedes (problemáticos para australopitecus).

El Bigote como bien dice su apodo se hacía el cajetilla y empezó a hacer amistades con todas las bandas del condado porque no le daba la nafta para plantarse con los Nilton Pardal del Autito Rojo inclusive hizo amistades juntando a todos los cobani, cabeza de tortuga, café con leche y pata negra (los de la Bonaerense) que estaban meta lancheo por todo el conurbano bávaro para ver si podían descansar a Autito Rojo y los suyos que andaban amotinados. Pero con la Gran Depresión muchos guachines se fueron sumando a los Nilton Pardal que querían cumplir con los mandamientos más atrevidos del Nacional Socialismo como la quema de los ranchos de la puta aristocracia.

Pero claro a Autito Rojo no le alcanzaba con tener la banda más poronga de Baviera, y presionó a Bigote para que devuelva la bolsa y lo nombre como Ministro de Defensa, un cargo que ocupaba Werner “El Ingeniero” von Blomberg, un alto rastrero de Bigote que pedía mano dura y era un mulo de los cajetilla (nobles) prusianos y consideraba a los Nilton Pardal como rateritos plebeyos del conurbano, adictos al Sumuva y la colonia Paco. Le metieron ficha a lo pavote a Bigote para que no se deje prepear por Autito Rojo y deje de bailar pollera para todos los Nilton Pardal. Los Nilton Pardal les batían que eran una manga de firulais y que no se plantaban ni con los Parchis. Al final Autito Rojo tuvo que entregar el rosquete y firmar un memorandum renunciando a lo que pedía. Pero Autito Rojo no se quedó ahí siguió armando bondi porque quería ser el que liderara la banda y no estaba dispuesto a ser mulo de ningún gorra que le dijera que no se podía clavar un armeti o les limitara el número de trapos a chetear.

Así fue que el Bigote empezó a juntar a sus primera línea para darle murra al “Fórmula Uno” (así se le dice al interno apetecible por el resto del pabellón) ese de Rohm que venía hacerse el poronga al pabellón: juntó a lo más selecto que en el mundo del barrabravismo recalcitrante se puede juntar: Hermann “El Panzer” Göring, Joseph “Smithers” Goebbels, Rudolf “Herman” Hesse , el más poronga de las S.S., Heinrich “Stuka” Himmler y el niño mimado del Bigote que muchas años se dijo que le mordía los patises a la noche, Reinhardt Heydrich conocido como “El Hombre del Corazón de Hierro” o “Garganta Profunda” (este segundo apodo no comprobado). Entre Stuka y Garganta Profunda mandaron fruta en un expediente que batía que Autito Rojo quería derrocar al Bigote lo que generó que toda la gorra hiciera amistades para plantarse con los Nilton Pardal porque si lo hacían mano a mano corrían por el corredor polaco hasta Riga. De paso Göring y Himmler pioneros en el empadronamiento de hinchas, empadronaron a todos aquellos lavatuppers que querían sacarse de encima. El Ingeniero y el General von Riechenau lograron echarlo de la tribuna de las Oficiales Alemanes. El Bigote desde un casorio -mientras bailaba “Rock Me Amadeus” de Falco- los invitó a charlar a Autito Rojo y sus Nilton Pardal el 30 de junio de 1934 en Bad Wiesse como nuestros barras cuando se juntan a un asadito para ir al mundial por buen comportamiento en la cancha del Porve.


El pueblo vivía a flor de piel el orgullo de ser Alemán (?)

El 29 de junio de 1934 a la noche los Nilton Pardal se mandaron algunos arrebatos y los cobani no pudieron pararlos como toda la vida, Autito Rojo estaba al nivel de un Pillín Bracamonte. El Bigote le arrancó las medallas de la charretera del fiche (Comisario) Schenidhuber y al día siguiente lo mandó a boletear. Dicen que cuando las SS le cayeron a Autito Rojo en Bad Wiesse tenía dos bufosos (cosa que siempre negó Autito Rojo porque podrá morder la almohada pero se plantaba sin asco y no era tiratiros como el rastrero de Bigote). A Edmund Heines, otro segunda línea de las S.A., carpuseando un guachín de 18 años lampiño y de las tierras de Laponia en un embroyo (carpa hecha con telas para tener relaciones sexuales según la jerga carcelaria), les metieron unos cuetazos ahí mismo. A Karl Ernst, un primera línea de los Nilton Pardal de esos que paraban al lado de Autito Rojo en el paravalanchas, lo boletearon supuestamente por participar de un atentado contra el Bigote mientras había atentado contra su vida porque estaba de luna de miel (?).

Así el Bigote se subió al paravalanchas que siempre le había pertenecido a Autito Rojo y sus Nilton Pardal y arengó a la muchachada para que corran a los Nilton Pardal diciéndoles que eran doblecamiseta como Passarella. El Bigote le dijo al Panzer la palabra clave Colibrí con la cual mandó a la calle a todas las bandas con las que había hecho amistades juntando a todos los cobani entre la Gestapo y las SS y boletearon no solo a los Nilton Pardal sino también a algunos enémigos del Bigote que no les cabía ni media las trapisondas del Autito Rojo como Gregor Strasser, presidente del Partido Nazi entre 1923 y 1925 o Gustav Ritter von Kahr, el gorra que frenó el golpe de 1923 al que le dieron con picos hasta matarlo.


Himmler le sopla la nuca a Auto Rojo y le susurra al oído “Me gustaría ser Nosferatu para morder ese cuello” (?)

El 2 de julio se decidió que Autito Rojo debía morir pero le dieron la chance de boletearse a él mismo dentro de cierto tiempo sino lo iban a ir a buscar. Como pasó el tiempo y no oyeron ningún corchazo lo fueron a buscar y Autito Rojo tenía el fierro en la mano y se les amotinó diciendo que no era tiratiros, plantándose a todos los mulitos del Bigote juntos y mano a mano… le batieron que era un siome y le metieron bala hasta llenarlo de pomodoro… lo dejaron como para una receta de Narda Lepes. Esta fue la historia de Auto Rojo, un barrabrava con todas las de la ley prefirió morir plantándose contra los cabeza de tortuga antes que venderse al sistema y terminar “Patinando por un Pretzel” (?)

Advertisements

10 Responses to “La Noche de las Facas Lungas”

  1. Ex Vincha Says:

    Mencho, sos un grosso, sabelo.

  2. El Mencho Says:

    Corrió mucha agua bajo el puente, muchas presiones recibió este blog para que no volviera a salir a la luz por su información controversial y siempre polémica… la presión del alcohol, el laburo y principalmente la paja. Pero para todos los que todavía conservan la esperanza de que algún día vuelva el Topo Gigio cuando levanten las medidas impuestas por las acciones de Greenpeace por la explotación laboral animal… no se rindan: todo vuelve (?)

  3. Tomás Says:

    Sos un genio, sabelo.

  4. Facundo Says:

    Extrañaba pasar por vale termear… el patronato de fafafa lo lei varias veces a este nuevo post… Excelente por cierto… Así da gusto aprender historia.

    Felicidades Mencho!

  5. Luifa Says:

    Que bueno pasar por aca (casi de casualidad) y encontrar post nuevo!

    “Patinando por un Brezel”… dios mio… gracias Mencho por tanta magia.

  6. pulpo Says:

    menchoo te amé.. así me gusta mas la estoriaaa

  7. Walrus Generalfeldmarschell Wünterfuchs Says:

    Esto sirve como aperitivo para el “Segundo Bondi Mundial” supongo. Espero parado de manos (?) ese post. Mucha magia.

  8. Tu vieja Says:

    Loco, caí acá buscando “keruza cameruza” y me estallé.
    Una masa loco, y se nota que te la sabés lunga porque cada tanto tirás algún guiño socio-histórico-político con tintes académicos y una pizca de tirada de goma.
    Muy bueno. Seguí así que como mucho recibirás más comentarios.

  9. U Rola Says:

    Solo el Mencho puede poner a la verdadera jermu del padre de las Chancles (?) en un post del tercer Reik (?). Crack.

    Gracias por volver -ah, yo mandaría uno de la Guerra Civil Española, pero lo quería hacer en tetralogía con Fernando VII, los carlistas y una descansada que se comieron los yoyegas contra los marroquíes-.

  10. Le Doctor. Tambien conocido como De Pizarron, O directamente Batman (?) Says:

    vo telasabétoda, papah.
    Mencho for president (?).
    Abrazo de Goux.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: